La actividad subacuática se remonta a la época de Leonardo Da Vinci, en el continente europeo, hacia los años 50´s fue realizada la primer asamblea de la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas (C.M.A.S.) en la que se comenzó a tomar en cuenta la actividad de nado con aletas y la velocidad subacuática.

En los 80´s se presenta un dominio total de la monoaleta alcanzándose velocidades impresionantes de 12 km/h., es dentro de esta época donde se da el mayor suceso dentro de la historia de la C.M.A.S. ya que se le da el reconocimiento por parte del Comité Olímpico Internacional a través de la disciplina de nado con aletas y velocidad subacuática (esto gracias a la ardua labor realizada por el Comité Deportivo de la C.M.A.S.)

(Datos obtenidos de: FMAS)

En mis palabras, la natación con aletas o nado con aletas, es una disciplina acuática en donde no solo se requiere la fuerza física, también es una actividad en la que se desarrolla la actividad mental, ya que se «planea» la estrategia a aplicar durante la prueba a nadar, así como el control de la presión que ejerce la monoaleta en los pies del nadador.

A pesar de no ser una actividad deportiva conocida por la mayoría de la población mexicana debido a la falta de impulso de los órganos federados, día con día se lucha por parte de la sociedad civil para promover con amigos y familiares para así pasar la voz del deporte que pocos medios se han atrevido a sacar a la luz.

Sin duda el nado con aletas, fue y seguirá siendo la actividad preferida y a la que nunca se le comparará debido a que ha sido parte de mi formación personal y algo que siempre recuerdo con mucha alegría hacia mis triunfos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *